top of page
  • LALCEC

Cáncer de mama: un estudio a tiempo puede salvarte la vida

El tumor más frecuente en las pacientes, que con una detección temprana permite mayor probabilidad de cura, con un menor grado de agresividad terapéutica.


El cáncer de mama es el que más se destaca en el caso de las mujeres, porque afecta a 1 de cada 8, pero es necesario seguir resaltando que el autoexamen no es suficiente para detectarlo. Ya que, por lo general comienza como un tumor mamario, y luego puede comprometer los ganglios axilares de la región de la mama y finalmente puede afectar tejidos y órganos a distancia.


Por eso, es necesario realizar la visita médica periódica, en la cual se asesora a cada paciente y se la deriva a hacer los estudios pertinentes, como la mamografía, ecografía mamaria y en los casos que lo requieran la resonancia magnética. Además “se aconseja la consulta al médico, de forma inmediata, frente a la auto-detección de un nódulo, masa mamaria o ganglios axilares aumentados de tamaño o un derrame por el pezón” indica el Dr. Carlos Silva, coordinador médico y del Área Psicosocial de LALCEC.


Actualmente, gracias a los avances de la tecnología y los descubrimientos de la medicina, se han detectado diferentes subtipos de este cáncer permitiendo que se desarrollen múltiples estrategias terapéuticas, dirigidas a blancos moleculares específicos y la inclusión de la inmunoterapia en el caso de los denominados “triple negativos”. Es decir, con un buen seguimiento, a través del examen anual, en conjunto con la tecnología y los avances científicos son cada vez más las probabilidades de curarse de un cáncer de mama, aún más cuando se descubre de forma temprana, porque se accede a tratamientos menos invasivos.



Recomendaciones para acompañar


Cada paciente tiene su propia experiencia de cómo afrontar el cáncer de mama, pero hay algunos consejos que tanto para su entorno como para el grupo de profesionales, que trabaja con su diagnóstico, pueden ayudar a vivir ese camino.

Varias son las emociones que pueden surgir durante el tratamiento, como el temor, la tristeza y sentimiento de incertidumbre. Aunque también hay mujeres que expresan aspectos resilientes a partir del diagnóstico. Por otro lado, algunas expresan cansancio físico y emocional, que puede estar asociado al deseo de terminar el tratamiento y a veces retomar actividades que fueron suspendidas desde el inicio del mismo. Además de los cambios en la imagen corporal, preocupaciones asociadas con cuestiones del ámbito familiar, principalmente en las mujeres jóvenes, así como el temor a la recaída.


Respecto a esta multiplicidad de emociones, la Lic. María Fernanda Montaña, coordinadora del Área Psicosocial de LALCEC, explica “la mejor manera de ayudar suele ser empatizar con la situación y preguntar cómo desea ser acompañada, escuchar. Mostrar disponibilidad y ajustarse a lo que la paciente requiera y exprese, puede ser una buena fórmula” y agrega que “no hay que dar por supuesto preocupaciones o emociones, sino abrirse a conocer la experiencia de cada mujer y acompañar desde allí, en lo que ella desee y permita y a las posibilidades de la familia, afectos y/o cuidadores.”

Actualmente, también está comprobado el beneficio de ciertas intervenciones, como los talleres de oncoestetica, la práctica de mindfulness, la arteterapia, los grupos de apoyo, y la psicoterapia, que fortalecen y destacar aquellas herramientas que la mujer ya trae consigo; y que quizá ya ha utilizado en otros momentos adversos de su vida. Y a la vez, que brindan otras técnicas para vivenciar la enfermedad de la mejor forma posible.


La prevención del cáncer de mama tiene cada vez más aliados, pero la primera es cada mujer con su examen y consulta médica anual. Luego el entorno, recordándole que no suspenda su salud e incluso para aquellas que les ha tocado vivir la enfermedad, saber estar ahí de manera presente y con escucha activa para acompañar cada paso, respetando sus decisiones y como quiere cada una vivenciar su enfermedad.

Programa anual de Cáncer de mama


Para seguir desarrollando la prevención de este tipo de cáncer, LALCEC consolidó una alianza en conjunto con empresas del sector privado, como Pfizer, Barbuy team SA, CIALE Alta y Raffo, las cuales se comprometieron con su aporte para desarrollar un plan anual, que brinda la oportunidad de hacerse la mamografías gratuitas a mujeres entre los 40 y 65 años que no cuenten con cobertura médica. Dicha acción se lleva a cabo a partir del mes de octubre y continuará durante todo el año, en el establecimiento de LALCEC en CABA y para pedir turno se requiere contactar al 4834-1500, a través de whatsapp al 11-3597-5227 o escribiendo a turnos@lalcec.org.ar .

Para más información, ingresar a https://www.lalcec.org.ar/

21 visualizaciones0 comentarios
bottom of page